Adherentes de la pagina

lunes, 17 de agosto de 2009

marketing politico

Ahora Alfonsín el hombre que hace falta.
Por Oswaldo Moreno Ramírez


Ahora Alfonsín el hombre que hace falta.
El retorno a la democracia, como en todas las naciones sudamericanas es un tema indispensable que debe de ser estudiado para entender la historia de la nación argentina.Para quienes estudiamos las campañas electorales de Latinoamérica, la partida de Raúl Alfonsín, más allá del caballero y el presidente, deja un espacio difícil de llenar, sobretodo por lo particular que fue su campaña, como aporte para la profesionalización de los equipos electorales, en la Argentina y Latinoamérica.Para ganar una elección se necesitan un buen candidato y una estrategia. La genialidad en materia de consultoría política es de hacer con la estrategia, al mal candidato, un triunfador.Alfonsín lo tuvo todo, era un gran político, como diría Borrini: “Alfonsín grabó treinta spots, pero no importó tanto el número como la estrategia.” En aquella época, era impensable que un radical venciera a un peronista en la era post morten del General Perón. Las cuñas radiales y televisivas, el R.A y el saludo abrazador vencieron a la marcha peronista y la nostalgia por los balcones; algunos recordarán al contendor Ítalo Luder calificándolo de candidato Coca Cola.Los radicales de la época utilizaron los spots televisivos como acertadas herramientas de campaña, algunas materia de estudio y admiración hoy casi treinta años después.En aquel momento incluso dentro de la UCR existían voces reacias a su uso. Algunos de aquellos publicistas ya no están en este mundo, encabezado por David Ratto todo el equipo fue integrado por argentinos. En el Ecuador el uso de la TV como herramienta de campaña se masificó en 1984, año en que venció el también recientemente fallecido ex presidente León Febres Cordero al también ex presidente Rodrigo Borja, tema del que escribiré a futuro.Es posible que la campaña de la UCR en el 83 abrió la etapa de los video liderazgos, hoy sin duda en boga en América Latina; Sartori ya expresa la aparición de estos fenómenos y Durán Barba nos habla del nuevo electorado latinoamericano del siglo XXI, sin embargo existe algo que jamás cambiará, tal vez la televisión nos presente personajes, políticos, figuras de pantalla, pero muy pocos líderes y eso es en lo que debemos de trabajar en nuestras naciones.La gestión del ex presidente Alfonsín será la historia quien la juzgue, pero el legado de esa campaña siempre nos dará un aporte, como su lema indicaba “Ahora Alfonsín. El hombre que hace falta”Oswaldo Moreno RamírezConsultor Político Ecuatoriano