Adherentes de la pagina

viernes, 4 de septiembre de 2009

Historieta acusada de discriminacion

UN JOPO EN EL OJO DE LA TORMENTA RACISTA. Dos señas particulares tiene Tintín a lo largo de la historieta que tuvo su primera publicación en 1930. Su rubio jopo y la compañía de Milú, un Fox Terrier blanco. Junto a su mascota, el joven reportero se mete generalmente en problemas por defender causas justas, aunque sus detractores lo acusaron de colonialista, racista y fascista.
SU VIAJE AL CONGO. Los detractores del joven reportero consideran que el episodio en el Congo contiene imágenes y diálogos que implican prejuicios racistas, donde los africanos son salvajes, parecen monos y hablan mal. También critican su maltrato a los animales.
LA DENUNCIA. “Ni los niños belgas ni los congoleños deben estar expuestos al contenido ofensivo de esa obra, llena de estereotipos humillantes, propaganda colonizadora y paternalismo para con los personajes negros”, se quejó Mbutu Mondondo Bienvenu quien formalizó la acusación en París.
SERVIDUMBRE. Una marca elocuente de lo que ocurría en la época en la que transcurre la vida útil de la historieta, desde su comienzo en 1930 hasta su última publicación en 197
6.
PROBLEMAS POR SU LENGUAJE. Si Tintín le hablaba a los pobladores del Congo sobre un tren como: “su chuck chuck” y ellos le decían “locomotora” indudablemente la falta de comunicación era evidente.
EN LA MIRA. Su relación con los “negros” africanos fue uno de los puntos centrales de sus historietas.